Buscar este blog

lunes, 11 de julio de 2011

BONITO ESCABECHADO

imprimir página
Esta forma de preparar el bonito es muy antigua, era la técnica que se utilizaba para conservar la carne y el pescado, marinandolo con aceite y vinagre, le pondremos unos pocos ingredientes mas y nos quedara un excelente plato, incluso nos puede servir para embotar y tomarlo el resto del año, ya que la campaña del bonito del Cantábrico solo dura los cuatro meses del verano, yo para eso espero a que tenga buen precio y los compro por enteros, merece la pena.


INGREDIENTES: Para 4 raciones.

- 1 rodaja de medio kg de bonito.
- 1 cebolla.
- 2 dientes de ajo.
- 1 zanahoria grande.
- 2 pepinillos en vinagre.
- 1 hoja de laurel.
- 1 cucharada de granos de pimienta negra.
- 125 ml de aceite de oliva virgen.
- 125 ml de vinagre de vino.
- 1 vaso de vino blanco.
- Sal.
Hay quien le pone hierbas aromáticas como romero, tomillo, yo lo prefiero sin ellas, si queréis podéis probar.

PREPARACION:

Ponemos la sal en el bonito y reservamos.
Ponemos en una sartén el aceite y cuando este caliente añadimos la cebolla cortada en juliana, la zanahoria en rodajas finas, la hoja de laurel, los granos de pimienta y los dientes de ajo enteros ( los machacamos un poco ), a fuego lento esperamos que se poche todo.
Lo pasamos a una cazuela con el diámetro y un poco mas de la rodaja de bonito, añadimos el vino blanco, el vinagre y la rodaja de bonito, lo llevamos a ebullición, bajamos a fuego lento y lo dejamos cinco minutos mas.
Sacamos la rodaja de bonito y la quitamos la piel y las espinas ( dejamos cuatro cuartos, solamente la parte blanca del bonito, nos fijamos que punto de cocción tiene ) y los volvemos a añadir a la cazuela, momento en el que meteremos también los pepinillos cortados en lonchas finas, dándole el ultimo hervor, el tiempo depende de como hayamos visto el bonito de hecho( sobre un par de minutos ), apartamos y dejamos enfriar.
Se conserva durante varios días en la nevera.
Para servirlo ( templado o frió ), ponemos un cuarto por ración con su cebolla, pepino y zanahoria, salseamos. Lo podemos acompañar por ejemplo con ensalada al gusto, la mía de lechuga y cebolla de la huerta.

Si decidimos embotarlo, tendremos que esterilizar los botes hirviéndolos en una cazuela durante veinte minutos, después los rellenamos con el bonito y su salsa, los cerramos y los metemos en una olla al baño maria, poniendo en el fondo una gamuza de algodón ( para que los botes no se den unos contra otros y se puedan romper ), lo tendremos durante veinte minutos una vez que la olla se haya presurizado.

Yo me lo he tomado con unos culines de sidra natural ( hecha en casa ) que me ha regalado mi amigo Santiago, por cierto le tengo que decir que estaba extraordinaria.

NOTA DE CATA:

Color amarillo limón sobre fondo verde. Burbuja fina con buen espalme y pegue fino y delicado.
Nariz: Aroma de frutos verdes. Matices florales de rosa seca y fondos lácteos de mantequilla recién hecha.
En boca: Muy interesante paso de boca con buena acidez. Postgusto final de cítricos, pomelo y limón.

No dejéis de probarlo, no os arrepentiréis, os lo aseguro. Hasta la próxima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...