Buscar este blog

jueves, 23 de junio de 2011

BOCARTES DEL CANTABRICO RELLENOS DE LANGOSTINOS EN TEMPURA CON SALSA AMERICANA

imprimir página
Después de cinco años de veda del bocarte del Cantábrico, parece ser que ya están aquí de nuevo, se les echaba en falta, yo me he atrevido a prepararlos de una manera poco habitual, pero realmente merece la pena probarlos, después de haberlos comido fritos pasados por harina, rebozados, preñados con un pimiento entre dos bocartes, en vinagre y a la cazuela, esta es mi receta, a ver que os parece, espero que os guste



INGREDIENTES:

- 1/2 Kg de Bocartes del Cantábrico.
- 24 langostinos  ( no muy grandes para poder envolverlos ).
- Harina.
- Harina de tempura.
- Agua bien fría.

PARA LA SALSA AMERICANA:

- 1 Cebolla.
- 2 dientes de ajo.
- 1 zanahoria.
- las cabezas y carcasas de los langostinos.
- 4 Cucharadas de tomate casero o un tomate natural troceado.
- 1/2 litro de fumet 
- 1 copa de brandy.
- Aceite de oliva virgen.
- Sal.


PREPARACION:


Empezamos limpiando los bocartes, quitándoles la cabeza, tripas y espina central.
Pelamos los langostinos y reservamos las cabezas y las carcasas.
Envolvemos cada langostino con un bocarte atravesándolo con un palillo, para que no se nos abra y los pasamos por harina.
Para la salsa:
Empezaremos poniendo una sartén al fuego, echamos el aceite, los ajos bien picados, la cebolla y la zanahoria en brunoise y la sal, esperamos hasta que este pochado.
Echamos las cabezas y carcasas de los langostinos y la copa de brandy y lo flambearemos.
Añadimos el tomate y a los dos minutos el fumet, dejando que se haga a fuego medio durante quince minutos.
Lo pasamos por un pasapures y lista la salsa.
Para la tempura:
Seguimos las instrucciones del fabricante, si no disponemos de ella podemos hacerla con harina, un huevo y agua bien fría, bien mezclado sin grumos, la consistencia debe de ser de crema.
Pasamos los bocartes rellenos por la tempura y los echamos a una sartén con abundante aceite caliente sin excedernos, para que se hagan también por dentro, hay que ir echándolos de cuatro en cuatro para que no se nos enfrié el aceite, una vez estén bien dorados los sacamos y ponemos en una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
Los pasamos a una fuente para servir y los salseamos, servir inmediatamente.

En esta ocasión los he acompañado con un vino tinto de Rivera de Duero. Abadia San Quirce Finca Aguilera Crianza 2003.


NOTA DE CATA:
Vista: Color rojo cereza- rubí, capa cubierta, vivo.
Nariz: Expresivo y fino en nariz, con potencia. Aromas de frutas rojas maduras, con notas minerales; toques balsámicos de regaliz.
Boca: En boca está bien armado, equilibrado y con carácter; bien dotado de sabores, amplio en aromas y largo.

Hasta la próxima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...