Buscar este blog

martes, 7 de junio de 2011

HISTORIA DE LAS OLLAS

imprimir página
Vapor La Robla


DE INGENIO CULINARIO A DELICATESSE

La olla ferroviaria, así llamada en Mataporquera, es un invento de los antiguos maquinistas, fogoneros y guardafrenos del ferrocarril BILBAO-LA ROBLA, comúnmente llamado ferrocarril de la Robla, hoy FEVE.(Ferrocarril español de vía estrecha) que se inauguró en el año 1894.

En el punto medio del recorrido está la estación de Mataporquera (Cantabria). Es aquí donde reposaban las máquinas de carbón y agua, también punto de encuentro de los dos correos, únicos trenes de viajeros que permanecían media hora para comer y de los trenes de mercancías que transportaban carbón y apeas, y tardaban 12 y 14-16 horas respectivamente. También Mataporquera tiene su estación de RENFE con el respectivo trasbordo de mercancías y viajeros, por tanto, es un pueblo muy conocido como nudo ferroviario.

Estos nobles ferroviarios al permanecer tanto tiempo en el trabajo, realizaban las comidas sobre la marcha, surgiendo de su ingenio la olla. Primero usaron un tubo conectado al serpentín de la locomotora a una vasija, consiguiendo unos excelentes cocidos de patatas y carne, garbanzos, alubias etc. Posteriormente se sustituye el vapor por carbón de leña o vegetal, cocinando lentamente unos exquisitos guisos en el vagón de cola del tren, para todos los ferroviarios del convoy, que a la vez les servía de calefacción, costumbre que se expande al instante por todo el pueblo, hasta el día de hoy. Guardafrenos y olleros de Mataporquera difunden el guiso por doquier y sobre todo en Santander.
Más de un siglo después, la olla ferroviaria está presente en cualquier evento o fiesta de Mataporquera y su municipio de Valdeolea, que actualmente se ha ido extendiendo por el resto de la comarca de Campoó-Los Valles, otros lugares de Cantabria y de otras regiones españolas. Ahora mismo existen artesanos que construyen bellas vasijas ferroviarias y excelentes especialistas en todo tipo de guisos con la olla ferroviaria.
El primer presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Mataporquera, Francisco Alonso, recomendaba para este excelente plato, paciencia y prudencia en los condimentos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...