Buscar este blog

martes, 19 de julio de 2011

SOLOMILLO IBERICO EN HOJALDRE

imprimir página
Otra receta para quedar como unos buenos anfitriones, o simplemente darte un homenaje con los tuyos, es fácil de hacer, barata y el resultado es extraordinario, os animo a que la hagáis y ya me comentareis, si tenéis alguna duda no dudéis en preguntarme, de todas formas intentare que os quede claro el asunto, vamos a necesitar....



INGREDIENTES:

- 1 lamina de hojaldre.
- 1 solomillo Ibérico de 600 gr aprox.
- 1 cebolla grande.
- 100 gr. de beicon ahumado.
- 100 gr. de queso Havarti ( en lonchas ).
- Aceite de oliva virgen.
- Sal, pimienta y azúcar.
- 1 huevo.

PREPARACION:

Precalentamos el horno a 200º.
Caramelizamos la cebolla, poniendo una sartén al fuego con aceite y la cebolla cortada en juliana, añadimos la sal y bajamos el fuego al mínimo, revolvemos y do dejamos durante cinco minutos, añadimos el azúcar, revolvemos y lo dejamos otros cinco minutos a fuego lento, lo sacamos, escurrimos bien y reservamos.
Pasamos por la sartén con dos cucharadas de aceite el solomillo que previamente habremos salpimentado a fuego medio para que no se nos queme y se haga medianamente, pues se acabara de hacer en el horno.
Pasamos por la sartén sin aceite ni nada el beicon, para que se desengrase ligeramente.
Empezamos a montar, extendiendo el hojaldre sobre un papel sulfurizado ( especial horno ), también sirve en el que viene envuelto, si le podéis aprovechar. Cortar dos tiras de hojaldre de un costado de 1cm. mas o menos y reservamos para luego hacer la decoración.
Colocamos el beicon extendido, encima el solomillo y enrollamos con el beicon, ponemos el queso encima y por ultimo la cebolla caramelizada.
Enrollamos, como si estuviéramos haciendo un paquete y sellando bien las terminaciones ( haciendo endiduras con un tenedor ), dejar la unión hacia abajo, utilizamos las tiras que teníamos reservadas para hacer la decoración, os lo dejo a vuestra imaginación, pintamos con huevo batido y lo metemos al horno durante veinte minutos.
Y ya tenemos nuestro plato preparado, servir caliente. Yo he puesto de guarnición unas piparras o langostinos de Ibarra, fritas con sal en escamas por encima, cuidado que algunas picaaannn¡¡¡¡.Una delicia más de la huerta de mi amigo Pedro Fernandez.

Para atenuar el picante, un poquito de vino tinto, un rioja joven, Muriel cosecha 2008, de la Rioja Alavesa que ya hace un año que lo tengo en la bodega reposando y no es un vino para guardar mucho mas tiempo.

NOTA DE CATA:

A la vista: Tiene un ligero color cereza, clásico en la uva tempanillo.
En nariz: Predomina la vainilla y algo de cacao, con la aireación se perciben notas de regaliz que se alargan en el tiempo.
En boca: Es un vino elegante y de amplia expresión, postgusto persistente pero amplio, no cargante. Fiel reflejo de un vino 100% tempranillo.

Buen provecho y hasta la proxima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...