Buscar este blog

martes, 20 de septiembre de 2011

TARTAR DE PEPINO

imprimir página
Apurando los últimos productos de verano que nos da la huerta, vamos a hacer este tartar de pepino, es otra forma de comer esta hortaliza que tantos adeptos y detractores tiene, principalmente porque en ocasiones resulta bastante indigesto, por su alto contenido en celulosa, aunque esto se puede paliar, haciendo lo siguiente...:



INGREDIENTES:

- 1 pepino.
- 1 tomate grande.
- 1/2 cebolleta.
- Cebollino.
- 1 lima.
- 1 yogurt Griego.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal y pimienta.
- huevas de lumpo.

PREPARACION:

Lo primero que debemos hacer para evitar en la medida de lo posible, que nos repita el pepino, es pelarle y cortarle en lonchas a lo largo, le ponemos en una fuente y le rociamos con sal, le dejaremos así durante diez minutos para que suelte ese primer agua que es el que le hace tan indigesto, lo escurrimos y secamos con papel de cocina y lo cortamos en cuadrados, reservamos en un bol.
Pelamos el tomate y lo cortamos en brunoise, desechando las semillas, lo añadimos al bol con el pepino. Picamos la cebolleta lo mas fino que podamos y lo añadimos al bol.
Picamos el cebollino y reservamos unas ramas para la decoración, lo añadimos al bol, echamos en este cuatro cucharadas de aceite de oliva y el zumo de media lima, revolvemos el conjunto.
Ahora vamos a preparar la salsa con el yogurt, al que añadiremos la rayadura de la corteza de la lima, solamente la parte verde, evitar echar lo blanco, dos cucharadas de aceite y la pimienta al gusto, revolver hasta que quede todo integrado.
Para emplatar, ponemos una lágrima de la salsa sobre un plato o fuente, en el medio de esta ponemos un aro de emplatar, que rellenaremos con el tartar de pepino, apretándolo bien para que no se nos desmorone al quitar el aro, encima ponemos las huevas de lumpo a nuestro gusto y decoramos con unas ramas de cebollino.

Lo he acompañado con un vino blanco del Penedés bien frió, en este caso se trata de Conde de Caralt seco.

NOTA DE CATA:

Color amarillo pajizo con reflejos acerados.
En nariz: Tiene aroma a frutos balsámicos, es vivo y ligero.
En boca: Es fresco y sabroso, con buena persistencia, en vía retronasal predominan los aromas varietales.

Buen provecho y hasta la próxima.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...