Buscar este blog

lunes, 9 de enero de 2012

CACHON/ JIBIA/ SEPIA EN SU TINTA CON ARROZ EN BLANCO

imprimir página
Reanudamos nuestra actividad en el blog después de unos días de vacaciones de Navidad y como ya se acabaron las fiestas, empezamos de nuevo y lo quiero hacer con este plato que en casa tomamos con mucha frecuencia, nos gusta a todos, se trata del cachon que es un molusco cefalópodo que se encuentra en nuestro Mar Cantábrico de la familia de la jibia/ sepia/ choco, osea que los que no lo tengáis a mano podéis utilizar cualquiera de estos.




Lo vamos a preparar con su propia tinta y acompañado de arroz en blanco y para ello vamos a necesitar.

INGREDIENTES: Para cuatro abundantes raciones.

- Un cachon de 1.700 gr ( en mi caso ).
- 2 cebollas grandes y dulces.
- 2 dientes de ajo grandes.
- Un ramillete de perejil.
- 1 vaso de vino blanco seco.
- 200 ml de tomate frito casero ( al ser posible ).
- La tinta del cachon.
- Aceite de oliva virgen extra y sal.

PARA EL ARROZ DE GUARNICION:

- Arroz.
- 2 dientes de ajo.
- Agua ( el doble cantidad que de arroz, mas un poquito mas ).
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal.

PREPARACION:

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar bien el cachon, en nuestro caso el pescadero se encarga de quitarle las tripas y la concha que traen en su interior y nosotros lo ponemos debajo del grifo y le desprendemos de la piel y lo lavamos bien, lo troceamos mas o menos como se puede apreciar en las fotos, tener en cuenta que se reduce bastante el tamaño al guisarlo, pues se le va bastante de su agua.

Ponemos una cazuela al fuego con el fondo de aceite y añadimos la cebolla cortada en brunoise, en un principio a fuego fuerte y revolvemos hasta que se asiente, después lo bajaremos al mínimo y lo dejamos hasta que se poche ( se quede transparente ) mas o menos diez minutos.
Mientras tanto preparamos una majada en el mortero con sal en el fondo ( tener en cuenta que esta es la sal que vamos añadir  al guiso, os lo digo, por la cantidad, que será a vuestro gusto  ), yo puse una cucharilla rasa de café, los dientes de ajo que abriremos al medio y después de quitarles la semilla interior los picaremos, las hojas que no los tallos del  perejil, también bien picado y majaremos bien el conjunto, una vez este bien majado, añadimos el vino blanco y lo reservamos.
Echamos a la cazuela los trozos de cachon para que se nos doren ligeramente y cuando estén, añadimos la majada, esperamos a que se reduzca el vino ( se le vaya el alcohol y deje de oler al mismo ) y añadimos el tomate, removemos el conjunto.
En un vaso de agua ponemos la tinta del cachon, rompiendo la bolsa en la que viene y echamos el liquido interior, lo revolvemos y se lo añadimos a la cazuela, añadimos agua si hace falta hasta que cubra el cachon.
Ya solo nos queda, dejarlo a fuego lento hasta que se ablande , esto también es cuestión de gustos, hay a quien le gusta blandito y otros preferimos que ofrezca un poco de resistencia al comerlo, que no duro, por supuesto, normalmente esto suele ser entre 35 o 40 minutos, observar el guiso por si en el trascurso nos hiciera falta añadir un poquito mas de agua.

Preparamos el arroz, poniendo en un cazo o cazuela el fondo de aceite y añadimos los dientes de ajo, sin su semilla interior y bien picados, esperamos a que se nos doren ligeramente, tener cuidado que es en un instante y añadimos el arroz y lo revolvemos hasta que se transparente, añadimos el agua ( siempre el doble de cantidad que de arroz y un poquito mas ), ponemos la sal y lo dejamos los primeros cinco minutos a fuego alto, para luego bajarlo al medio durante otros diez o doce minutos, lo apartamos del fuego, lo tapamos y dejamos reposar durante cinco minutos mas.

Y ya solo nos queda emplatar, para lo que pondremos en la fuente o plato, un aro, una flanera o simplemente  una taza untada con un poco de aceite en su interior, la llenamos de arroz y lo volcamos sobre el plato de servir, colocamos una hoja de perejil encima y al lado ponemos el cachon.

Otro ingrediente que no nos puede faltar es el pan, pues la salsa nos lo pide constantemente, jajaja¡¡¡

Y como siempre me gusta poner una coletilla, bien del vino que he tomado, algún poema o frase, hoy os dejo esta que me parece muy simpática:

“Es imposible gozar totalmente de no hacer nada, si no se tienen muchas cosas que hacer." - Jerôme Klapka (humorista británico)

Buen provecho y hasta la próxima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...